Una merienda sin barreras

 

Cuando estás cursando enseñanza infantil o primaria, la vida es otra cosa y las prioridades tienen otro rango. Un acontecimiento diario al que no queremos faltar llega al ver en el reloj, junto a la pizarra de clase, que se acerca la hora de terminar y unos minutos antes, con la hábil discreción de quien lo practica con frecuencia, estás recogiendo tu mesa como cuando arrastras con la palma de la mano las migas de pan desde la mesa hasta la papelera, mientras simulas atender las últimas explicaciones.

Ya tienes la mesa vacía y tu rodilla impaciente está saltando sobre sí misma. Sales en tromba del aula sin que el sonido del timbre haya terminado y tomas la calle. Ahí está tu merienda esperando. La coges con una mano a la vez que con la otra sueltas la mochila para salir corriendo libre de la única carga que conoces hasta la fecha. Y todo el mundo sabe que, después del cole, la merienda se zampa en la calle, en las plazas, en los jardines, en los parques.

Sin embargo, esa alegría por merendar jugando en un parque infantil no estaba al alcance de todas las niñas y niños. Las barreras de accesibilidad están presentes en los juegos infantiles, provocando que la merienda no fuese igual de alegre para todo el mundo, pero ya no, porque como dice la Doctora en Educación Carmen Alba Pastor: “Si no cambiamos las prácticas, vamos a seguir repitiendo los procesos de exclusión”.

El recién estrenado Parque Argentina es el primer parque cien por cien inclusivo de Chiva. Además, está ubicado en un punto en el que confluyen las salidas de dos colegios y compuesto por columpios, cestas, balancines y un gran juego central con rampas, toboganes, y otros elementos, como juegos en sus paneles, de total accesibilidad.

La renovación del Parque Argentina ha estado precedida de intervenciones como las del Parque Primera Infancia, Río Turia o Loma del Castillo, entre otras. Le sigue la renovación completa del Parque Germán Gaudisa, también totalmente inclusivo, pensado para la primera infancia y que estará finalizado en pocos días. Y ahora, llega el momento de informar públicamente que tenemos en el horno la renovación de más de catorce áreas de esparcimiento (jardines, parques y zonas verdes urbanas) de Chiva, por importe superior a medio millón de euros. Hasta que se pueda merendar sin barreras en cualquier parque del municipio.

Artículo publicado en El Periódico de Aquí.