Un laboratorio sin probetas


El término “laboratorio” o su abreviación “LAB”, están presentes desde hace meses, pero con mayor intensidad desde hace varias semanas, en el edificio consistorial. ¿Pero de qué clase de investigaciones hablamos si no hay probetas ni microscopios en ninguna sala? 

La tercera planta del Ayuntamiento de Chiva alberga desde hace décadas el negociado o departamento de Urbanismo, desde un concepto metodológico tradicional, centrado en la gestión de expedientes ordinarios. 

A partir del inicio de la Legislatura 2019-2023, las que hasta ese momento son diferentes Concejalías, tales como, Gestión Urbanística, Obra pública, Parques y Jardines, y Planeación y Ordenación del Territorio, con sus respectivas competencias, se agrupan en una única, denominada Concejalía de Desarrollo Urbano y Sostenibilidad. Un nuevo concepto que se implanta progresivamente y pretende la conversión del tradicional departamento en una oficina de investigación e innovación urbana. 

Los objetivos pasan, en primera instancia, por establecer un método dinamizador colectivo que sirva para garantizar el correcto funcionamiento de tramitación ordinaria y mejorarlo, atendiendo así las necesidades básicas de la ciudadanía de una forma eficaz y eficiente. Seguidamente, para no limitar los objetivos a la inercia administrativa que debe funcionar por sí misma, y desde el planteamiento fijado en desarrollar una oficina de investigación e innovación urbana municipal, se pone en marcha una estrategia o plan de trabajo concreto. 

Chiva Urban LAB se define como la voluntad de servir al progreso del municipio funcionando como un laboratorio urbano desde el que realizar análisis y diagnósticos de la realidad urbana municipal, actualizar y modernizar la legislación, transformar ordenanzas fiscales y reguladoras que revolucionen la actividad y el dinamismo local, e implantar programas de actuación que sepan entender las necesidades vecinales para diseñar proyectos positivos de una forma colaborativa. Un nuevo concepto de conexión entre ciudadanía y urbanismo, con unas líneas políticas definidas hacia la protección del patrimonio, la regeneración urbana, la dinamización de la actividad económica y el empleo, la apuesta por la sostenibilidad y la cultura de la participación activa. 

Resulta de una importancia extrema pensar y planificar las actuaciones con la mirada puesta en un horizonte ambicioso para Chiva, que no tenga la mirada corta de las próximas elecciones municipales. Es la hora impulsar procedimientos, métodos y proyectos consensuados para que lleguen a buen puerto, sin que los necesarios cambios de gobiernos sean un obstáculo para los mismos. Y para eso nace este laboratorio sin probetas ni microscopios, para analizar los problemas de la gente y las necesidades de nuestro municipio, con el fin de resolverlos, de impulsar soluciones, de progresar. Es la hora de poner la vida de nuestro pueblo en el centro de todas las prioridades.

Manu Clemente Silla